.

.

1x09 ECLIPSE TOTAL DEL CORAZÓN

Después de la encarnizada y desigual batalla, todos los Halliwell se reunieron en el salón para discutir la situación actual. Mientras, Melinda permanecía en la cocina en absoluta oscuridad. Lloraba en silencio mientras se sentía indescriptiblemente triste.

-Henry: (muy enfurecido) ¡¡¡Basta ya Wyatt!!! ¿Cómo te atreves a decirnos que esperemos cuando han raptado a Alice? ¡A ALICE! (intenta levantarse por todos los medios para propinarle un puñetazo, pero ante la imposibilidad, opta por darle un bocado en la pierna)

-Wyatt: ¡Aaagh! ¡Basta ya, Henry! ¡Esto no nos ayuda en nada! (con un movimiento de manos, orbita a Henry a su cuarto)

-Chris: (a Wyatt) Creo que te quiero...

-Wyatt: ¡No me provoques, si no quieres correr la misma suerte!

-Chris: ¡Claro! Porque Wyatt es el niño mágico por excelencia, con un nacimiento profetizado y uno de los brujos más poderosos del mundo... ¡Pero ni siquiera has sido capaz de ver lo que había mas allá de tus narices para evitar que se produzca esta situación!

Wyatt mueve su mano y orbita a Chris a su habitación.

-Wyatt: Se lo advertí. Bien, ¿alguien más que quiera rebelarse? Porque ya sabe lo que le espera...

-Helen: A veces me das autentico pánico, Wyatt.

-Wyatt: Perdonadme. Es que a veces siento que la situación me supera...

-Patricia: (escribiendo en su pizarra) No te preocupes Wyatt. Confío en ti, sé que traerás de vuelta a mi hermana (corre y le da un abrazo)

-Wyatt: Gracias Patty. Déjame la pizarra un momento (escribe algo y se lo enseña a Phoebe)

"Busca en el libro de las sombras todo sobre maldiciones incapacitantes"

-Phoebe: ¡AH, VALE WYATT! VOY A BUSCAR EL LIBRO.

-Wyatt: Helen y Patty, vosotras haréis pociones defensivas mientras yo voy a preguntarle a mi madre. Cuando Rachel vuelva con la cena, decidla que os ayude.

-Helen: De acuerdo, Wyatt. Ehh... Patty, creo que es mejor que las preparemos en el ático. Melinda todavía tiene muchas cosas en que pensar y no es conveniente que la molestemos.

Patricia alzó sus pulgares en señal de acuerdo mientras que Wyatt orbitaba fuera de la casa.

Después de media hora, Rachel regresó con una enorme bolsa repleta de comida. Entró por la cocina y encendió la luz.

-Melinda:¿Eres tú, Rachel?

-Rachel: ¡Uy, que susto me has dado!

-Melinda: Te he sentido venir. Desde que estoy ciega, soy capaz de percibir las cosas de otra forma.

-Rachel: Bien. He traído comida china para cenar.

-Melinda: ¿De la de El palacio del dragón?

-Rachel: No, solo estaba abierto El imperio del tigre.

-Melinda: A Henry no le va a gustar.

-Rachel: ¡Jeje, que se le va a hacer! Por cierto, ¿dónde está todo el mundo?

-Melinda: Wyatt ha ido a consultar con mi madre, y Phoebe, Patricia y Helen están haciendo pociones.

-Rachel: ¿Y Henry y Chris?

-Melinda: Se han enfadado con Wyatt y han decidido encerrarse en su habitación como protesta. Llevan toda la noche jugando al Budokai, aunque Chris está muy disgustado por tener que jugar con los pies...

-Rachel: ¡Vaya par! Bueno, voy a servir la cena. ¿Quieres cenar aquí?

-Melinda: No gracias, no tengo hambre. Creo que me voy a ir a dormir. De todas formas, no es que sea de gran ayuda...

-Rachel: ¿Te ayudo a llegar?

-Melinda: No, gracias. Creo que podré llegar sola a mi habitación sin tropezarme...

-Rachel: ¡Buenas noches!

Melinda subió a tientas y con mucho cuidado las escaleras al primer piso. Una vez llegó arriba y cruzó el pasillo, encontró la puerta de la habitación gracias al lazo que Phoebe le había dejado en el picaporte. Entonces Melinda entró...

-Melinda: ¡¡¡Dame una razón por la que ahora no debo llamar a mi familia para que venga a darte una patada en el culo!!!

-Jared: Porque eres el amor de mi vida...

En el ático, Patricia y Helen estaban terminando una poción somnífera mientras Rachel les traía la cena en una bandeja y Phoebe leía en una butaca. En ese instante, Wyatt regresó. -Wyatt: Bien, ¿alguna novedad? -Helen: Tenemos pociones explosivas, pociones que crean pantallas de humo, pociones paralizantes y estamos acabando con una poción somnífera. Hemos hecho quince de cada una. Creo que con eso nos bastará por ahora. -Wyatt: Phoebe, ¿qué has encontrado? -Phoebe: ... -Wyatt: ¿Phoebe? -Phoebe: … Wyatt le quitó la pizarra a Patricia y escribió algo en ella. Luego tocó el hombro de Phoebe y se la enseñó. -Phoebe: ¡¿AH, QUE SI HE ENCONTRADO ALGO?! PUES TENGO ALGUNAS TEORÍAS SOBRE LO QUE NOS HA PODIDO PASAR. -Rachel: Hola Wyatt, toma tu cena. Bueno, ¿qué te ha contado tía Piper? -Wyatt: ¡Oh, gracias! Vaya, El imperio del tigre jeje... ¡Henry volverá a pasar toda la noche con diarrea! (todos se parten de risa menos Phoebe, que no se entera de nada) Mamá me ha dicho que no lo entiende muy bien. Dice que cuando ella era joven se encontraron con algo parecido, el tótem de los tres monos. Pero que lo de los brazos y las piernas no le cuadra. (Escribe algo en la pizarra de Patricia y se lo enseña a Phoebe) "Cuéntanos lo que has descubierto" -Phoebe: ¡AH, SI! BUENO, LO QUE NOS HA SUCEDIDO LO HA PODIDO CAUSAR EL DEMONIO HAZOR... (Wyatt le hace una señal a Phoebe de que no) -Wyatt: A ese nos lo cargamos Chris y yo hace tres años. -Phoebe: BIEN, ENTONCES ES POSIBLE QUE ALGUNO DE NOSOTROS HAYA PUESTO POR ERROR EN LA COMIDA RAÍZ DE INALEDIA... (Rachel se pone de pie e interrumpe a Phoebe) -Rachel: Con lo ocupados que estamos todos, hace ya cuatro días que pedimos comida a domicilio. Ademas de que eso solo explicaría la ceguera de Melinda y la afonía de Patty. -Phoebe: EN EL LIBRO DE LAS SOMBRAS TAMBIEN MENCIONAN LOS TÓTEMS DE LOS MONOS, QUE PUEDEN PROVOCAR DIVERSAS DISCAPACIDADES. EL MÁS PELIGROSO ES EL TÓTEM DE LOS CINCO MONOS, AUNQUE EL LIBRO DICE QUE ES UN MITO. PERO EXPLICA TODOS LOS SÍNTOMAS QUE SUFRIMOS. -Helen: ¡Arazot debió de usarlo para poder atacarnos por sorpresa y así raptar a Alice! -Wyatt: Es posible, aunque debe de estar ayudándole alguien. Para manejar los tótems, y sobre todo a distancia, es preciso ser una sacerdotisa muy experimentada. -Rachel: Bien, ¿entonces que hacemos? -Wyatt: Terminaremos de cenar y nos prepararemos para la batalla. Helen, Rachel y Patricia vendréis conmigo, y Phoebe se quedará aquí a vigilar la casa. -Patricia: (escribiendo en su pizarra) ¿Y que pasa con Chris y Henry? -Wyatt: Ahora mismo no podemos preocuparnos por ellos, en la batalla serían una carga. Además, estarán más seguros aquí... jugando a las maquinitas. -Helen: ¿Y por donde empezaremos a buscar? -Wyatt: Partiendo del supuesto de que todo esto es idea de Arazot, iremos al inframundo y torturaremos al primer demonio que nos encontremos. Una vez que hallemos el tótem lo destruiremos con magia, y si de paso encontramos a Alice la rescataremos. -Phoebe: ...Y TAMBIEN PODRÍA SER EL BRUJO SHACKNOSS, QUE CONCEDE DESEOS A CAMBIO DE HABILIDADES FÍSICAS, PERO NOSOTROS NO HEMOS PEDIDO NINGÚN DESEO ¿NO?... ¿EY, DONDE ESTÁ TODO EL MUNDO? Mientras Phoebe seguía hablando sola, Patricia había salido al jardín a practicar su ráfaga de fuego. Helen y Rachel conversaban mentalmente mientras terminaban de embotellar pociones y Wyatt se encerró en el sótano a pensar. Mientras tanto, en la habitación de Melinda... -Melinda: ¡¿Qué?! -Jared: Eres lo que más quiero en este mundo, y me dolería si te pasase algo, sobre todo si es culpa mía. -Melinda: No lo entiendo, Arazot te había anulado. -Jared: Así debería haber sido, pero gracias al amor que siento por ti, una parte de mí pudo sobrevivir entre las tinieblas, esperando poder reunirme de nuevo contigo. -Melinda: ¿Eres por fin... libre? -Jared: (entre lágrimas) No. Aun siento toda su oscuridad dentro de mí, intentando empujarme de nuevo al infierno. Pero día a día he estado acumulando fuerzas, para poder volver a controlar mi vida y poder mostrarte que pase lo que pase, yo siempre te he querido y te querré. -Melinda: (llorando) ¡Pero yo no puedo ver nada! -Jared: Claro que sí, mi amor. Siempre has podido verlo todo. Jared se acercó a Melinda y sujetó su cabeza entre sus manos. Entonces, Jared se inclinó y la besó tiernamente en la frente. Melinda abrió los ojos. -Jared: Siempre tuviste unos ojos preciosos... -Melinda: Puedo... ¡¡Puedo ver!! ¡Gracias! (Melinda abrazó a Jared con fuerza, y a continuación, le besó apasionadamente) -Melinda: ¡Te he echado tanto de menos! -Jared: ¡Yo también! ¡Perdóname, por favor! -Melinda: No te preocupes, ahora que por fin has vuelto a mí, juntos descubriremos la forma de expulsar a Arazot de dentro de ti. -Jared: He venido para mostrarte mi amor. ¿Recuerdas cuándo nos conocimos? -Melinda: Si. Hace tres meses, en el desierto. -Jared: No. Por favor, dame la mano. Melinda cogió la mano de Jared, y un instante después, ambos se encontraban en San Francisco, en la mansión Halliwell. Pero no estaba como Melinda la recordaba. -Melinda: ¿Estamos en la casa de mis padres? -Jared: No, seguimos en tu habitación. Es una ilusión que he creado. -Melinda: ¿Una ilusión? -Jared: Es una herencia de mi padre. El también era brujo, y era capaz de crear ilusiones. Disfrutaba jugando con él y con mi madre en mundos de fantasía. -Melinda: ¿Y qué hacemos aquí? -Jared: Voy a mostrarte lo que sucedió hace 14 años en la fiesta de cumpleaños de -Chris. O al menos, tal y como la recuerdo -Melinda: ¡¿Estuviste aquí?! -Jared: ¿No lo recuerdas? Fue cuando nos conocimos... Enseguida, la estancia se llenó de guirnaldas y adornos de cumpleaños. La gente comenzó a aparecer de repente: Piper llevando una tarta enorme a la mesa, Paige y Henry muy acaramelados, Phoebe haciendo fotos de todo lo que pillaba y un montón de niños correteando de un lado para otro. -Henry Jr(niño): ¿Por qué me quitas mi pelota Alice? -Alice(niña): ¡Porque eres tonto! -Patricia(niña): Mamá se va a enfandar... -Alice(niña): ¡Cállate! ¿No ves lo divertido que es? (como Henry no puede quitársela, le da un mordisco) ¡Auuuuuu! ¡¡¡Tonto!!! (le pega un empujón que le hace caer al suelo) -Henry Jr(niño): (se pone a llorar) ¡Uaaaaa! -Jared: Mira, ahora llegas tú. Eras una niña preciosa. -Melinda(niña): ¿Estas bien, Henry? No llores, si quieres podemos compartir mi pelota. En ese momento, alguien llama a la puerta. -Piper: ¿Puedes abrir, Paige? Debe ser Wyatt, que acaba de recoger a Phoebe de la guardería. -Paige: Ahora mismo. Paige abrió la puerta, pero no era Wyatt. -Bianca: ¡Hola Paige! Espero que no hayamos llegado tarde... -Paige: ¡Hola Bianca! Llegas en el momento justo. Piper, ¿puedes venir? Quiero presentarte a alguien. -Piper: De acuerdo. ¡Phoebe, vigila que Leo no picoteé la tarta! -Paige: Piper, esta es mi amiga, Bianca Bradford. Es mi protegida desde hace seis meses. -Bianca: ¡Gracias por invitarnos! -Piper: Bueno, Paige habla maravillas de ti, así que estábamos ansiosos por conocerte. -Bianca: Gracias. Paige me ha ayudado tanto desde que aquellos demonios mataron a Warren, mi marido. Es maravillosa. -Piper: Si que lo es. Tu debes ser el pequeño Jared, ¿no? -Jared(niño): Si. -Melinda: ¿Ese eres tú? -Jared: Así es. Hasta ese momento no había conocido a nadie como yo. -Piper: ¿Por qué no vas a jugar con mis hijos? Están ahí mismo -Jared: Ese fue el momento en que te vi por primera vez. Estabas jugando a la pelota con Henry y parecías muy feliz. -Paige: Henry, Melinda. Aquí tenéis un nuevo amiguito para jugar. Se llama Jared. -Melinda(niña): ¡Hola Jared! -Jared(niño): Ho ¡Hola! -Jared: Ya desde entonces me intimidabas. Creo que ahí fue cuando me di cuenta. -Melinda: ¿De qué? -Jared: De que pasaría el resto de mi vida a tu lado. Melinda comenzó a llorar en silencio, mientras los tres niños jugaban a la pelota. Después de un rato, Henry Jr fue a reclamar la atención de su padre, así que los niños Melinda y Jared se quedaron solos en el invernadero y empezaron a hablar. -Melinda(niña): ¿Tú también eres un brujo? -Jared(niño): Si. -Melinda(niña): Yo cuando me asusto puedo paralizar cosas. Mira (lanza la pelota al aire y con un movimiento de brazos la congela en el aire) Yo lo heredé de mi madre. ¿Qué poderes tienes tú? -Jared(niño):Yo puedo hacer realidad los deseos de la gente. ¿Qué es lo que más te gusta? -Melinda(niña): Me gustan las flores. -Jared(niño): Mira (Jared alzó los brazos, y de repente, comenzaron a llover pétalos de rosa del techo) -Melinda(niña): ¡¡Es precioso!! (Melinda se acercó a Jared y le dio un beso en la mejilla) ¡Gracias! En ese momento, todo se quedó completamente parado. -Melinda: ¿Por qué no puedo acordarme de todo esto? -Jared: Por esto El tiempo empezó a avanzar muy deprisa, hasta que volvió a correr a la velocidad normal. Entonces, un demonio se apareció frente a todos los asistentes a la fiesta -Demonio: ¡Las embrujadas y sus hijos! ¡Todo un legado de magia acabará con mi sacrificio! El demonio comenzó a brillar y a emitir mucho calor. Parecía a punto de explotar. Todos estaban muy asustados, y los niños lloraban. Sin embargo, Melinda estaba muy tranquila, y se acercó lentamente al demonio. -Piper: ¡Apártate de él Melinda! -Melinda(niña): ¡NO VAS A DESTROZAR LA FIESTA DE MI HERMANO CHRIS! Melinda hizo un movimiento de manos y explotó por completo al demonio. En ese momento, se oyó orbitar a un chaval con una niña de tres años en brazos. -Wyatt(adolescente): Bueno, acabo de recoger a Phoebe. ¿Qué me he perdido? El tiempo volvió a pararse, y luego la ilusión se desvaneció y la habitación de Melinda volvió a aparecer. En el salón, Wyatt se había reunido con Patricia, Helen y Rachel para prepararse para orbitar al inframundo. -Wyatt: Helen y Rachel, vosotras sereis nuestro escudo. Patty y yo mataremos a los demonios con nuestros poderes. Las tres agarraron el brazo de Wyatt y orbitaron al inframundo. Allí, el ambiente estaba muy tranquilo. Aun así, se escondieron tras una roca. -Helen: Este lugar parece estar muerto. -Wyatt: Desde que Arazot es soberano, muchos demonios han huido del inframundo. -Rachel: ¡Mirad, pardillo a las 6! Un demonio de aspecto patético pasó por delante suya. Sin dudarlo, Helen y Rachel lo empujaron con su onda mientras Wyatt orbitaba los cristales a su alrededor. -Demonucho: ¡Ayyy! ¿Por qué me tendrá que pasar siempre a mí? -Wyatt: Porque eres penoso. Ahora dinos donde oculta Arazot el tótem de los cinco monos. -Demonucho: ¿Y yo como puedo saber esas cosas? -Wyatt: ¡Respuesta incorrecta! ¡Patty, el brazo! (Patricia abrasó el brazo derecho del demonio con su ráfaga) -Demonucho: ¡Aaaaagh! ¡Si os lo cuento me matarán! -Wyatt: Ellos te matarán enseguida, pero nosotros podemos estar mutilándote y curándote durante horas para darte un sufrimiento interminable. -Demonucho: Vosotros sois los buenos, jamás le haríais daño a alguien deliberadamente. Patricia le abrasó la pierna izquierda. -Wyatt: ¿Apuestas algo? -Demonucho: ¡Aaaagh! ¡Está bien, os lo diré todo! -Helen: ¡Ya puedes cantar como un canario! El demonio les dijo todo lo que sabía. Wyatt pensó que debían matarle, pero Patricia optó por lanzarle una poción somnífera y, en un periquete, acabó dormido como una marmota. Mientras tanto, en la sala del trono maldito... -Alison: Maestro, debería darse prisa. Ya han llegado y están a punto de aparecer. -Arazot: Lo sé, pero no puedo hacer nada si ella está inconsciente. Se lo dejé muy claro a mi emisario. -Alice: (despertándose) ¡Aaaahhh! ¿Qué ha ...? -Arazot: Perfecto. Comienza el juego... Arazot liberó de la prisión a Alice y se acercó lentamente a ella. Alice estaba tan asustada que era incapaz de reaccionar. Entonces, Arazot le puso su mano a Alice en el pecho. -Arazot: Esto será muy rápido, te lo prometo. ¡Tánatos...! ¿eh? Arazot miró a su espalda a tiempo para ver reventar la puerta. Tras ella, Wyatt, Patricia, Helen y Rachel aparecieron. -Helen: ¡Estamos en forma, Rachel! -Wyatt: ¡¡¡Alice!!! -Alice: ¡¡¡Wyaaaaatt!!! -Wyatt: ¡Patty, dirígete al tótem y destrúyelo! ¡Helen y Rachel, mantened alejados a los esbirros de Arazot! Yo rescataré a Alice... Patricia lanzó una ráfaga al tótem mientras Helen y Rachel mantenían a raya a los demonios que aparecían. Wyatt corrió a enfrentarse a Arazot, pero Alison se interpuso en su camino. -Wyatt: Déjame adivinar: eres la sacerdotisa de Arazot. -Alison: Bueno, también sé hacer otras cosas. Alison dio una vuelta sobre sí misma mientras un polvo rosado salía de todo su cuerpo. -Wyatt: Eres... preciosa... -Alison: ¡Claro que sí, cariño! Alison dio una patada giratoria a Wyatt tan fuerte en el pecho que le estampó contra una columna y le dejó inconsciente. En ese momento, alguien orbitó a la espalda de Alison y le dio una palmada en el hombro. -Chris: ¡Adios, preciosa! (Chris le propinó a Alison un puñetazo telekinético en la cara, haciéndola volar varios metros) -Alison: ¡Brujos! -Patricia: Se acabó el juego, Arazot (Patricia le lanzó una ráfaga directa que Arazot consiguió esquivar) -Arazot: Esto solo es el principio. Alison corrió y se agarró del brazo de Arazot y entonces ambos fluctuaron. -Chris: ¡Muerde el polvo, mierdecilla! En la habitación de Melinda, Jared y Melinda continuaban hablando. -Melinda: Ahora lo entiendo todo. Cuando te vi en la camioneta, te sentía familiar, sabía que podía confiar en ti. Pero no te recordaba. -Jared: Desde aquella fiesta, fui a tu casa una vez por semana, hasta que dos meses después un demonio apareció en mi casa y mató a mi madre. Yo fui a vivir a casa de mi tía Judy, y a vosotros os borraron la magia de la mente poco después, borrándome a mi tambien de tus pensamientos. Yo sin embargo te he recordado cada día. Jared volvió a crear una ilusión. Esta vez era su habitación en el sanatorio, pocos años atrás. Las paredes estaban forradas con magníficos dibujos de Melinda de niña. Jared: Intenté mantenerte viva en mi memoria. Fuiste lo único bueno que me pasó en la infancia y no quería perderte para siempre. Deseaba cada día poder mejorar, para encontrarte de nuevo y volver a ser felices. Volver a estar completo. La ilusión se desvaneció y volvió a aparecer la habitación. -Melinda: Ahora que has vuelto, puedo sonreír de nuevo (se acercó a Jared y le besó) Juntos encontraremos la forma de expulsar la sombra que Arazot puso en ti. -Jared: No podrás. -Melinda: Entonces volveré a invocar a tu madre. -Jared: Por favor, no me hagas esto más difícil. Ahora la infección está ligada a mis poderes. He intentado renunciar a ellos pero ha sido imposible. -Melinda: ¡¿Y que pretendes?! Vienes aquí, me pides perdón... ¿y esperas que me quede sentada mientras te consumes? ¿Qué quieres? -Jared: He venido aquí para despedirme de ti. Quiero que me mates. -Melinda: ... ¿QUÉ? -Jared: Si Arazot recupera su poder, destruirá todo lo que nos importa. Jamas permitiré que desaparezcas. Por favor, destrúyeme. -Melinda: ¡No! ¡Encontraremos la forma! -Jared: Es necesario. La próxima vez que desaparezca, no podré regresar. Así que hazlo. -Melinda: ... -Jared: ¡Hazlo! -Melinda: ... -Jared: ¡¡¡HAZLO!!! Melinda alzó los brazos, y Jared cerró los ojos. Melinda se preparó para canalizar sus poderes. -Jared: Te quiero... -Melinda: ... En ese instante, Melinda movió sus brazos. La lampara que había detrás de Jared explotó. -Melinda: ¡¡¡NO!!! Melinda corrió hasta Jared y se abrazaron. Jared besó a Melinda mientras ésta lloraba sin parar. -Melinda: ¡No te mereces esto! ¡No puedo dejarte morir! Lo que es mío es tuyo, lo que es tuyo es mío Que nuestros poderes crucen el río Te ofrezco compartir mi don Intercambiemos nuestros poderes al sol Melinda y Jared salieron disparados a lados opuestos de la habitación. -Jared: No... ¡no lo siento! ¡Se ha ido! ¡¡Melinda, se ha ido!! Jared corrió a su lado para despertarla. Melinda se levantó lentamente y miró a Jared con una sonrisa malévola. Antes de que pudiera darse cuenta, Melinda agarró por el cuello a Jared. -Melinda: Ahora Arazot tiene a tu brujita, y tú eres completamente inútil. Lo siento, pero es hora de morir, mi amor. Melinda hizo aparecer mágicamente un ázame y lo acercó a la garganta de Jared. -Jared: ¡Aaaagh! ¡No, Melinda! ¡¡¡Lucha!!! -Melinda: Fin del juego... -Jared: ¡No! Jared intentó liberarse, y sin darse cuenta, hizo un movimiento de manos que paralizó a Melinda. Jared se soltó. -Jared: ¿Melinda? -Melinda: Es una grosería que oses usar mis poderes contra mí. Te mataré dolorosamente sólo por eso. Melinda comenzó a crear una inmensa bola de energía. Jared, asustado, huyó de la habitación. En el salón, Henry y Phoebe estaban jugando a las palmas. En ese momento, Chris llegó orbitando con Wyatt al hombro y con Patricia, Alice, Helen y Rachel agarradas a su brazo. -Henry: ¡¡¡Alice!!! (Henry corrió y le dio un fuerte abrazo) -Alice: ¡Ay, quita! ¡Chucho baboso! (Alice le dio un empujón tan fuerte que le tiró al suelo) -Henry: ¡Ay! Lo echaba de menos... (Alice le sonrió) -Phoebe: ¿Qué tal estás, Alice? -Alice: Un poco hambrienta... ¡Uy, El imperio del tigre! ¡Yuju! ¡Ñam, ñam! -Henry: ¿Qué tal ha ido la cosa? -Chris: La sacerdotisa dejó inconsciente a Wyatt en el primer asalto, justo a tiempo de que lo rescatara. Pero la heroína de todos es Patty. Ella ha destruido el tótem y ha hecho morder el polvo a Arazot. Patricia se inclina ante todos mientras se ríen. En ese momento, Jared bajó las escaleras a toda prisa. -Patricia: ¡Tú! ¡¡¡Bastardo!!! Patricia le lanzó una ráfaga de fuego, pero Jared la esquivó. -Jared: ¡¡Melinda!! -Chris: (agarrándole por el cuello de la camiseta) ¡¿Qué diablos le has hecho a mi hermana?! -Jared: (con lágrimas en los ojos) No la he hecho nada, ¡os lo juro! ¡Ella me lanzó un hechizo para intercambiar sus poderes con los míos y ahora Arazot la tiene dominada! ¡Va a explotar la casa entera! -Chris: Vigílale Patty, y si se mueve un milímetro, ¡le chamuscas! Helen y Rachel, ¡venid conmigo al cuarto de Melinda! Antes de que pudieran disponerse a subir las escaleras, se oyó una terrible explosión. Chris, Helen y Rachel corrieron por las escaleras hasta que llegaron a la habitación de Melinda, donde ahora había un enorme boquete desde la puerta hasta la ventana. Chris se situó frente a Melinda, que tenía los ojos completamente bañados en sangre y una sonrisa diabólica. -Chris: ¿Melinda? -Melinda: Adios, Christopher. Melinda lanzó el ázame, y antes de que pudiera reaccionar, impactó en el pecho de Chris. Rachel y Helen corrieron a socorrerle mientras Melinda fluctuaba fuera de la casa. -Helen: ¡Chris! ¡¡¡Chris!!! -Rachel: ¡No te mueras, por favor! ¡Wyatt! ¡¡¡WYATT!!! -Helen: ¡Sigue inconsciente! ¡No va a poder curarle! -Chris: Me linda... te he… fallado… (Chris perdió el conocimiento) -Rachel: Tapona la herida, ¡¡¡Ayúdame a taponar la herida!!! Helen puso la mano en la herida de Chris, mientras con la otra sujetaba su mano. Rachel hizo lo mismo. En ese momento, comenzó a salir luz de la mano de ambas. Estaban sorprendidas, y Chris comenzaba a recuperarse. Pero entonces la luz desapareció antes de terminar de curarle. -Helen: ¡¡¡No!!! ¡Vamos, un poquito más! -Rachel: ¡No funciona! -Phoebe: ¿Por qué hacéis tanto ruido? (Phoebe se estremeció) ¡¡¡No!!! -Rachel: Phoebe, ¡llama al hospital! -Phoebe: ¡Sssi! ¡Wyatt tampoco logra despertarse! Phoebe llamó a urgencias, y en menos de cinco minutos llegó una ambulancia y se llevó a Wyatt y Chris. Todos se fueron en coche al hospital de Chicago, y Jared se quedó llorando sentado en el suelo de la cocina. En algún lugar del inframundo... -Alison: Las piezas del puzzle comienzan a encajar. -Arazot: Cierto. Este plan ha sido todo un éxito. Melinda apareció entre llamas ante Arazot y se arrodilló. -Melinda: A sus órdenes, maestro. -Arazot: ¡Qué sorpresa más deliciosa! Puedes levantarte, emisaria.
Escrito por Marlop88

6 comentarios:

  1. ¿Todo le tiene le pasar a Melinda? Podía pasarle alguno de ls otros 8! Pa variar!!

    ResponderEliminar
  2. Es que la relación entre Jared y Melinda hace que tanto uno como el otro estén muy metidos en el problema. Aunque espera un poco y verás que no sólo a ella le suceden cosas.

    ResponderEliminar
  3. jeje ok!! seguid asi

    ResponderEliminar
  4. jajaja estubo genial casi podia oir a phoebe gritando jajajaaj

    ResponderEliminar
  5. Espectacular de verdad la mejor serie, solo una cosa tengo entendido que es athame no azame

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Francisco, cometimos un descuido con el nombre. Un saludo.

      Eliminar